Radiografía de la dejadez

(Publicado en Diario Jaén).


Un televisor. Un colchón. Tablas. No estamos en una tienda, sino de paseo por el casco antiguo, un día cualquiera. La asociación Círculo Ánimas denuncia el estado de abandono de una zona de la capital que cuenta con un rico patrimonio, pero en la que abundan la basura y los grafitis.

Francisco Carrillo, como el resto de miembros de la asociación cultural recientemente creada, Círculo Ánimas, siente un profundo amor por el casco histórico de la capital jiennense. Por la Catedral y su entorno, por los barrios de San Ildefonso y San Juan, por la cultura, en general, de Jaén.
Por ello, la defensa de esta riqueza es algo fundamental para él: “Hay un planteamiento erróneo: queremos hacer a la Catedral Patrimonio de la Humanidad pero nos hemos olvidado de que, a su alrededor, tenemos un estado de conservación paupérrimo”, cuenta Carrillo, que ejerce como presidente del grupo. 
Para apoyar con pruebas empíricas sus afirmaciones los miembros del colectivo recorren las calles del casco antiguo y el entorno del templo mayor. Y lo hacen con una cámara fotográfica para documentar gráficamente lo que encuentran. 
Punto de partida, la Plaza de Santa María. “El edificio donde está la relojería está en estado ruinoso. Los que están al lado de la tienda de Nuestro Padre Jesús, y que se ve que antes eran un solo edificio, tienen ahora varias alturas, antenas, aparatos de aire acondicionado... un descontrol”, describe Carrillo, que apuesta por un paisaje urbano más armonioso para “convivir” con la Catedral. “No puede haber este tipo de aparatos en edificios históricos o protegidos, eso no puede ser”, añade.
El camino continúa por la calle Francisco Coello, más conocida todavía como Llana. Balance de “Círculo Ánimas”: pintadas, cacas de perro, aparatos de aire acondicionado, suelo en mal estado. “Eso en una calle señorial, del siglo XVII, con casas antíquisimas en las que no se ha respetado nada”, lamentan desde la asociación cultural, que a pesar de su corta vida ya cuenta con amplio arraigo y voz en la sociedad jiennense.
En Montero Moya, la situación no mejora: colchones y televisores tirados, más grafitis, más excrementos de perro y dos contenedores de basura al lado de la parte trasera del Palacio Episcopal. “No estamos cuidando nuestro entorno”, resume Carrillo. “Con las pintadas siempre nos hemos preguntado en la asociación si realmente al Ayuntamiento le cuesta tanto quitarlas. Hay algunas que llevan tantos años que se borran solas con el desgaste propio de la piedra”, ironiza el miembro del colectivo. “Pero es normal, si nadie las denuncia”, apostilla. 
“Si queremos que la Catedral sea patrimonio, tenemos dos años para intentar que el entorno prospere”, urgen desde “Círculo Ánimas”. “En primer lugar hay que quitar la basura y las pintadas de las calles. No puede ser que un hombre baje la basura a primera hora o después de que pase el camión. Las cacas de perro, tampoco, hay muchísimas”, denuncian desde el colectivo. “Tenemos que erradicarlo. Si vemos a alguien paseando al perro y dejando el excremento, vamos a decirle que la recoja, que lo vamos a denunciar”, afirma Carrillo.
Sobre los muebles y electrodomésticos abandonados en la vía pública la asociación resalta que muchos vecinos desconocen que el Ayuntamiento dispone de un servicio gratuito para recogerlos. “Llamas al 953 23 30 28 y te dicen un día. Dejas tu mueble en el portal y viene el camión a llevárselo”, informa Carrillo.
“Círculo Ánimas” destaca, además, que la ciudad tiene en su casco antiguo un tesoro oculto por descubrir. “Hay muchísimas casas que están enfoscadas con azulejos cocineros, que debajo son casas del siglo XVIII que se pueden rescatar”, asegura el colectivo. “Hemos hecho un estudio previo y calculado que el 70% de las casas antiguas  —no palacios— sigue estando ahí, debajo de esos azulejos”. En todo caso, si esta recuperación es imposible, el grupo tiene una receta infalible para embellecer el entorno catedralicio: pintar todas las casas de blanco y adornarlas con macetas. 
Aunque los fines de “Círculo Ánimas” son principalmente de difusión de la cultura y el arte jiennenses, la asociación también tiene una vena reivindicativa muy relacionada con su presencia en las redes sociales. Así, desde su grupo de Facebook, “Familia Ánimas”, denuncian situaciones como las del abandono del casco antiguo. “Y lo seguiremos haciendo”, anuncia Carrillo.